Abogacía védica un modelo de paz y de negociación eficaz

Soluciones para tu empresa y negocios

La Abogacía védica está orientada a crear las condiciones necesarias para evitar el conflicto antes de que acontezcan o bien que el existente no se propague o crezca deliberadamente.

Mahatma Gandhi decía: “No hay que temer que el método de la no violencia (ahimsa) sea un proceso lento y prolongado. Es el más rápido del mundo porque es seguro”.

Una nueva corriente de pensamiento basada en la estructura tripartita del conocimiento con raíces en la ciencia vedica de la India que la Dra. Nancy Gallo inició en la Argentina y en todo Latinoamérica con mucho éxito y en tendencia creciente.

Es una respuesta al conflicto, sin violencia y desde un enfoque absolutamente conciliador; busca las causas, previene problemas futuros y brinda herramientas para elevar el nivel de conciencia de las personas. Recomienda entrenar a la mente humana para operar desde el campo estable de la ley natural para así poder gozar de los beneficios ilimitados de la auto referencia del Ser Interior avivando su eficiencia y su poder organizador.

En tal sentido, existen Técnicas neurofisiológicas como el Programa Ayurvédico Anti stress (PAAS) del Dr. Sergio Lais–Suárez, que permite avivar en la mente de las personas todo el potencial de la Inteligencia Creativa dando lugar a la unión de la Ciencia y la Conciencia. Además, el individuo con dicha práctica, puede aumentar la integridad funcional y la ordenación de su cuerpo-mente. Se trata de un proceso simple, natural que involucra el progresivo refinamiento del sistema nervioso a través de la alternancia regular de profunda quietud y actividad.

La Dra. Gallo explica que “quizá, puede parecer inusual, exótico, en un primer vistazo, sin embargo, después de varios años que vengo analizándolo a través de la legislación, la jurisprudencia y la doctrina; lo he visto y comprobado también “in situ” en un país oriental, -India- que tuve la posibilidad de visitar y así permearme de otros conocimientos, analizando no sólo su experiencia legislativa sino también su cultura milenaria, su sociología y su jurisprudencia. Después de esos estudios y de esas vivencias, mi vocación jurídica me ha llevado a estudiar profundamente la experiencia que ellos han tenido en la resolución de conflictos y como puede esa experiencia incidir en la legislación sobre arbitraje en occidente a pesar de tener otra idiosincrasia. Ello hizo nacer en mí la voluntad de contribuir a nuestro derecho”.

Asimismo, esta perspectiva se fundamenta en la Ciencia Védica que está basada en el Veda (con raíz en el sánscrito, lengua antigua de India) que significa literalmente conocimiento puro o la totalidad del conocimiento de todas las Leyes de la Naturaleza que gobiernan la vida de todas las personas, el Medio Ambiente y el Universo.

Su eje principal es la prevención, no obstante ello si el conflicto se desencadenó, la abogacía védica cuenta con la posibilidad de observar un “claro” cuando el árbol no nos deja ver y apreciar el bosque.

Si el conflicto ha tenido lugar que este sea una oportunidad para observarlo como parte de una transformación , generando un desarrollo conciente del individuo y conociendo las ventajas ocultas del conflicto. El potencial oculto.

En la Ciencia Védica, la clave para la solución de todos los conflictos se encuentra contenida en una filosofía y practica de vida: si la conciencia de la persona está en armonía con la totalidad de la Ley Natural, entonces todo pensamiento y acción están instantáneamente acorde con las Leyes de la Naturaleza. De esta manera, los conflictos que son causados por una incapacidad de actuar conforme con dicha Ley desaparecen.

Aquí radica la importancia de que el individuo se capacite para elevarse más allá de las incertidumbres y conflictos viviendo en estabilidad y plenitud: avivando el campo de todas las posibilidades que reside dentro de cada individuo.

Es decir que la Abogacía Védica, también es una propuesta orientadora de las acciones individuales para el logro de resultados concretos y positivos, abriéndose cada persona a la posibilidad de convertirse en un observador diferente de la realidad que está viviendo, ampliar la capacidad de dar respuestas con diversidad de recursos para evitar el conflicto o acordar la finalización de los ya existentes, encauzando emociones para que regulen el pensamiento, lenguaje y la acción correcta sobre la base del entrenamiento védico.

Busca brindar una perspectiva amplia a la solución de los conflictos; dirigida también al autoconocimiento para lograr paz en medio del caos, prevención de daños mayores sin violencia, éxito en todas las áreas del individuo alcanzando así un estado de plena satisfacción personal.

Abogacía védica un modelo de paz y de negociación eficaz

Redacción: Dra. Nancy Gallo, pionera en Argentina y América Latina de esta disciplina

Foto de negocios creado por freepik – www.freepik.es

BANNER ENAPRO