Cómo hacer un buen Elevetor pitch

lhpt_640x110_donweb

Ya sea para atraer a inversores a nuestro proyecto o simplemente queremos perfeccionar nuestra estrategia de negocio, un elevetor pitch o speech sólido es una herramienta esencial para lograr nuestras metas.

Un elevator pitch es un discurso de aproximadamente unos 60 segundos que se suele acompañar de una presentación de imágenes o gráficos, digitales o impresas, que ayudan a reforzar el mensaje.  Podemos pensar al elevator pitch como un resumen que proporciona una visión general de nuestro negocio y explica estrategias que nos llevarán al éxito deseado.

A la hora de confeccionar un elevetor pitch deben tener en cuenta algunos elementos claves:

Autoconocimiento: Debemos conocer muy bien a nuestra empresa. Ser capaz de describir tu empresa en una frase simple es increíblemente valioso. Como empresario te ayuda a centrarte exactamente en lo que haces y en por qué lo estás haciendo y también te ayuda a promocionar tu negocio. 

Mercado objetivo: Hay que definir el mercado objetivo. Investiga en profundidad cada segmento de nuestro mercado objetivo, cuántas personas hay en cada segmento, y qué cantidad total de dinero actualmente se gastan. Estos números son fundamentales y deben ser parte de cualquier buena presentación.

Competencia: Al pensar en tu competencia y en las alternativas existentes, piensa en qué ventajas ofrece tu solución frente a tu competencia. ¿Eres más rápido, más barato o mejor? Describir tu propuesta de valor única es un gran ejercicio. De esta manera te aseguras de estar construyendo LA SOLUCIÓN que los clientes elegirán frente a otras alternativas.

Equipo: Sólo el equipo adecuado será capaz de ejecutar con eficacia la solución al problema y construir una gran estrategia de campaña.

Se suele decir que el equipo de una empresa es más importante que la idea. No importa cuán grande o única sea la solución, si no tienes a los jugadores adecuados en tu equipo, no serás capaz de llegar a finales.

Hitos: El elemento clave final de tu elevator pitch es transmitir tus hitos empresariales. Debes hablar de tus próximos objetivos a corto y a largo plazo, de cómo y cuándo lograrás alcanzarlos.

Diseño: El pitch nace con el objetivo principal de ayudarte a conseguir dinero para tu proyecto, por lo que debes esforzarte en realizar una presentación única, creativa y original. En la era de lo visual, un buen diseño puede marcar la diferencia entre un NO y un SI.

Problema: Lo más importante es identificar un problema que valga la pena resolver. Si tu producto o servicio no resuelve un problema, no tienes un negocio viable. Tan simple como eso. En principio céntrate en un solo problema por vez.

Solución: Una declaración clara del problema te ayudará a enfocar mejor la solución y las necesidades que deseas cubrir. Debes tratar de describirla en tan pocas palabras como sea posible.

Resumen financiero: Para realizar tu pitch eficazmente, no necesitas mostrar un pronóstico detallado de cinco años, pero es importante que conozcas de pies a cabeza tu plan de negocio. Para asegurarte de que puedas construir una empresa rentable, necesitas saber es qué tipo de gastos tendrás y cómo los vas a cubrir.

Es tentador pensar que cuantos más inversores contactes, más dinero obtendrás, pero no siempre es así. No pierdas el tiempo. Investiga e invita a tu pitch a aquellos inversores que ya tengan algún tipo de relación con el nicho de mercado de tu negocio. Lo importante es que antes de enseñarles tu idea, te asegures de que vayan a estar interesados en ella. Como todo lo bueno en la vida, no se trata de cantidad, sino de calidad.

Redacción: Julieta Eseverri

Fuente: lacentalent.com

Cómo hacer un buen Elevetor Pitch