¿Cómo inspirar a tu equipo de trabajo para trabajar más duro?

trabajo en equipo
BANNER ENAPRO

Los gerentes saben que puede ser un desafío mantener motivado a su equipo, especialmente cuando no pueden ofrecerles un salario grandioso. Claro, es bastante difícil hacer tu trabajo cuando no hay otras personas a quienes rendirles cuentas.

Pero no te preocupes. Puedes inspirar a tu equipo a cumplir sus metas y responsabilidades sin necesidad de tener un montón de dinero frente a ellos. A continuación te contamos cómo:

Demuestra a tu equipo que te preocupas por su bienestar

Una forma segura de inspirar a tu equipo para que trabaje duro es mostrarles que realmente te preocupas por ellos. Imagínate, nadie quiere un gerente que no parece preocuparse en absoluto por sus empleados.

Por lo tanto, pregúntale a tu equipo cómo están y demuéstrales sinceramente que te importa cada uno de sus miembros. Recuérdales lo importante que es para ellos cuidar de sí mismos. Sé comprensivo y compasivo si te dicen que no se sienten bien, no te hagas de la vista gorda.

Tu equipo se volverá más abierto y honesto contigo sobre cómo se sienten si les haces saber que realmente quieres que se sientan aceptados. ¡Muéstrate disponible!

Ofrece reuniones con café, vive la política de puertas abiertas y responda siempre a tu teléfono.

Evita reuniones por el bien de las reuniones

¡Claro que abandonar las reuniones formales del equipo suena atractivo!

Los estudios demuestran que organizar muchas reuniones a la semana es una gran pérdida de tiempo, especialmente si las reuniones son solo para compartir información.

Si tu equipo parece estar fundido y estresado por la reunión, vuelve a analizar la razón por la cual te estás reuniendo.

A veces, una simple revisión de proyectos y metas es suficiente. Organizar debates de colaboración y observaciones semanales ayudará a tu equipo a relajarse, y te ayudará a reevaluar tus prioridades.

En lugar de perder tiempo preparándote para las reuniones y debatir los proyectos formalmente, intenta iniciar una sesión de lluvia de ideas en conjunto para inspirar a tu equipo a alcanzar tus metas y trabajar más duro.

Crea un ambiente de trabajo positivo

Un lugar de trabajo oscuro y negativo no es propicio para empleados inspirados. Entonces, ¿por qué no hacer que el espacio de trabajo de tu equipo sea lo más edificante posible?

La luz natural, los asientos cómodos y la música de fondo pueden ayudar a crear un ambiente positivo y hacer que tu equipo se sienta feliz de estar trabajando en la oficina. (Nada de esto debe tener costos elevados).

Este es el trato: los empleados se sienten más felices cuando sus gerentes están contentos, por lo que si emanas energía positiva en la oficina, es probable que tu equipo también lo haga.

Demostrar a tu equipo que puedes ser optimista y animado mientras trabajas les ayudará a sentirse más cómodos expresándose en el lugar de trabajo también. No, no tienes que ser un animador.

Pero si vas a trabajar con una sonrisa en la cara, es probable que ellos lo hagan también.

Acércate a donde están

No todos los empleados tendrán el mismo estilo de trabajo, alcanzarán los mismos objetivos en la misma cantidad de tiempo, ni se comunicarán de la misma manera. Recuerda que estás dirigiendo un equipo, no un ejército de robots.

Debido a esto, es importante que conozcas a los empleados tal cual son. Demuéstrales tu gratitud y cuéntale a cada empleado qué tan integral es su rol para el éxito general del equipo. Haz un esfuerzo para reunirte con ellos cara a cara para discutir tus objetivos, y crear lineamientos para ayudarlos a alcanzarlos. Si no lo haces, eventualmente encontrarán a alguien que lo haga.

Estas pequeñas estrategias, ser positivo, mostrar que te preocupas, crear un ambiente de trabajo acogedor, suman y pueden marcar o romper la diferencia al mantener a las personas en tu equipo a largo plazo, y tener una puerta giratoria de personas.

Escucha sus necesidades

Cada empleado tendrá sus propias frustraciones con su trabajo, y si deseas que sean más productivos, tendrás que escucharlos. Asegúrate de que se aborden sus necesidades individuales mediante evaluaciones continuas y regulares.

Si alguien está luchando con sus demandas de trabajo, asegúrate de preguntarles qué puedes hacer para ayudarlos. Intenta enviar un breve cuestionario para averiguar qué tan satisfechos están tus empleados con sus roles y qué puedes hacer para mantenerlos motivados.

De esta forma, podrás identificar rápidamente cualquier problema y proporcionar una solución adecuada. Además, incluso si sus problemas no se pueden resolver de inmediato, aún apreciarán que se les escuche.

¿Existe otra cosa que quieras agregar para inspirar a un equipo de trabaja a trabajar más duro? ¡Contanos!

¿Cómo inspirar a tu equipo de trabajo para trabajar más duro?

Texto: Edith Gomez

Imagen: gananci.com