El presente del niño y la tecnología

Hace tan solo 20 años atrás, los niños jugaban todo el día al aire libre. Recuerdo las tardes enteras de juegos con la “barra de amigos” del barrio, íbamos y veníamos, un rato en cada casa. Nos inventábamos miles de juegos y si no teníamos algo, improvisábamos con lo que encontrábamos. Cada día era una aventura diferente, todo era mágico e imprevisible. Los niños de antes éramos exploradores, y nuestro mundo sensorial era natural y sencillo.


Hoy los niños del siglo XXI son muy diferentes, y es también porque las familias y la sociedad han cambiado debido a la  influencia de la tecnología, que nos atraviesa sin vuelta atrás. Desde el punto de vista de la neurociencia, todavía no comprendemos en su totalidad el impacto que las nuevas tecnologías pueden tener en el cerebro de los niños. Sin embargo, sabemos que un mayor tiempo de exposición a estos dispositivos (tablets, smartphones, videojuegos y TV) está relacionado con mayores índices de miopía, déficit de atención, obesidad y depresión infantil. Según los datos que estamos conociendo la exposición temprana o prolongada a estos dispositivos puede afectar la maduración de distintas estructuras y funciones del cerebro en desarrollo.

De todas maneras, el uso de tecnologías en niños a temprana edad puede resultar muy positivo en algunos casos. Aquí les dejo algunas inspiradoras historias de niños que con menos de 15 años crearon emprendimientos super exitosos:

  • Fraser Dohertyes un joven escoces de 14 años comenzó a hacer mermelada basándose en las recetas de su abuela. Así nació SuperJam, una emblemática marca de mermelada hecha 100% de fruta natural que inició vendiendo sus mermeladas en pequeños mercados y tiendas gourmet. Actualmente SuperJam suministra productos a más de 2.000 supermercados en países como Australia, Rusia, Dinamarca, Finlandia e Irlanda.
  • Evan, a los 8 años y con la ayuda de su padre inició su canal en youtube: “EvanTubeHD”, sobre reseñas de videojuegos, tutorails, sitios, etc. Actualmente su canal cuenta con más de 2 millones de suscriptores y ya sus videos han sido vistos más de 1.700 millones de veces.
  • Cameron Johnson, a los 9 años, con $50 dólares y su computadora empezó a diseñar tarjetas de felicitación y de invitación para fiestas. Llamó a su empresaCheers and Tearsy a los 11 años ya estaba facturando grandes ingresos a través de la venta de las tarjetas. Con las ganancias,  creó EZmail, un sistema de publicidad para el envío de correos masivos por Internet. Más adelante se asocia con dos emprendedores y crea una compañía de publicidad online llamada com, la cual terminó vendiendo por más de 3 millones de dólares.

Redacción: Julieta Eseverri

Fuente: elmundo.com – negocios y emprendimientos

El presente del niño y la tecnología

COACHING EN ARGENTINA