Habilidades Blandas, la importancia de enseñarlas

Estudio Cubillas
Ante las demandas del mundo laboral, la educación deberá encarar el camino de enriquecer contenidos, especializar docentes, generar actividades de práctica profesional y articular fuertemente con el sector productivo para estrechar la brecha entre escuela y empresa

No es un descubrimiento afirmar que el mercado laboral se encuentra desde hace años atravesando un profundo cambio. La composición del empleo entre las distintas ramas de la actividad productiva de nuestro país no es ajena a ello. La industria, el comercio, los servicios y el empleo público se distribuyen la torta de los trabajadores en Argentina.

En contra de lo que el imaginario social sostiene, no hay preponderancia del sector industrial en esta matriz de empleo nacional[1]. Un dato no menor es el crecimiento de los empleos vinculados a lo que se denomina la Economía del Conocimiento (software, producciones audiovisuales, entre otros).

Estudios efectuados recientemente en nuestro país[2] nos indican que si bien el sector productivo se encuentra ávido de incorporar personal técnico especializado, las habilidades técnicas no van a ser las más relevantes con las que deba contar un aspirante dentro de unos años para acceder a un empleo. Quienes formaron parte de este estudio, manifestaron que las principales habilidades que en los próximos años se demandarán en las empresas son las BLANDAS.

Lucas Hadad, Director de Junior Achievement Provincia de Santa Fe, señala las habilidades que demandan las  instituciones y empresas: “el sector productivo, además del conocimiento del oficio,  está requiriendo ya el manejo de habilidades blandas tales como: trabajo en equipo, la empatía, respeto por las normas de la organización, el inducir comportamientos, creatividad, adaptación al cambio, la resolución de conflictos, proactividad”, comentó Hadad.

Un estudio realizado por LinkedIn a 291 directores de recursos humanos de Estados Unidos concluyó que para los reclutadores es fácil encontrar a personas con conocimientos y habilidades en sus áreas de conocimiento pero es difícil encontrar a personas con las “habilidades blandas” o sociales necesarias para sus puestos laborales.

Claramente, la demanda de habilidades blandas no es un fenómeno local, sino internacional.

Reclutadores de la consultora SL Capital Humano afirman que actualmente pocas actividades en empresas se realizan individualmente, la mayoría pasan por la dinámica de producir en conjunto, por lo que es necesario que cada persona que integre la institución maneje efectivamente destrezas para relacionarse con otros. Así como también, para algunos cargos es importante manejar herramientas  de comunicación verbal y no verbal frente al público.

Por tal motivo, las futuras generaciones de profesionales – e incluso para las actuales – deberán  sumar habilidades blandas para estar a tono con las demandas del campo laboral. Las preguntas son  ¿se encuentra el sector educativo enseñándolas  en profundidad? ¿Están incorporando  contenidos específicos que desarrollen en los alumnos estas habilidades?

 

Enseñanzas de habilidades en la Escuela

Ante las demandas del mundo laboral, la educación deberá encarar el camino de enriquecer contenidos, especializar docentes, generar actividades de práctica profesional y articular fuertemente con el sector productivo para estrechar la brecha entre escuela y empresa[3].

Mientras tanto, algunas instituciones educativas y fundaciones se están dedicando a la realización de programas dedicados específicamente a fomentar habilidades blandas, tanto dentro del aula como fuera de ella a través de plataformas digitales.

Germán Llomplat, Director del Colegio Sol de Funes nos relata los beneficios que considera obtienen los alumnos al ser instruidos en habilidades blandas y en herramientas para la inserción laboral: “Al final del secundario, la mayoría de los chicos comienzan a proyectar su vida respecto a su futuro educativo y laboral. Compartir la importancia de las habilidades blandas, transmitir técnicas para presentarse a una entrevista de trabajo y para armar un CV –entre otras cosas- despierta en ellos una serie de preguntas disparadoras para hacerlos tomar conciencia de su rol protagónico en la sociedad”.

Además afirma el Directivo ayuda a los estudiantes tomar consciencia de sus propias habilidades interpersonales y competencias, que en muchos casos son desconocidas por ellos mismos o poco utilizadas para alcanzar sus metas.

En particular, respecto de la utilización de cursos on line para enseñar habilidades de inserción laboral[4], una ventaja adicional que observa Llomplat es la de generar otro tipo de procesos de aprendizaje, al abordar los contenidos de manera interactiva y de trabajos prácticos aplicados a casos específicos.

¨Esto implica cierta desestructuración, tanto para el alumno, como para el docente. Para los alumnos es una forma distinta y positiva de encontrarse con nuevas ideas y conceptos. Para el docente,  el uso de tecnologías como  la mensajería, los foros, el chats en muchos casos, facilita la conexión con su audiencia, además de que se les más fácil despertar el interés de los estudiantes en la información dictada¨,  afirma Llomplat.

En tal sentido, se ven las primeras iniciativas para preparar a los jóvenes en estos temas de vital importancia. La idea es que tengan continuidad y que se vayan haciendo cada vez más presente dentro de los contenidos educativos.

Sea en el formato que sea, seleccione el docente material propio o utilice material desarrollado por terceros, necesitamos formar a los alumnos en estas habilidades. Esto es un desafío para el sector educativo en general. No es suficiente hoy que sepan matemáticas, o contabilidad, tampoco es suficiente que conozcan como operar un torno. Eso solo no alcanza. Deberá el sistema educativo articular más profundamente con el sector productivo, adecuar contenidos e impulsar la capacitación docente.

[1]  Información del web site del Ministerio del Trabajo, Empleo y Seguridad Social: Boletín de Estadísticas Laborales, Sección Dinámica de Empleo y Empresas  http://www.trabajo.gov.ar/left/estadisticas/Bel/belDisplay.asp?idSeccion=1&idSubseccion=1&idSubseccion2=8

[2] Capacidades 2020 – INET 2016

[3]Artículo la Brecha Escuela – Empresa disponible en: http://www.on24.com.ar/opinion/14227/la-brecha-escuela-empresa

[4] elearning.ja.org.ar

Habilidades Blandas, la importancia de enseñarlas

BANNER BUEN APETIT