La desigualdad de género afecta a todas las dimensiones del desarrollo sostenible

Estudio Cubillas

La igualdad de género es un derecho. La realización de este derecho es la mejor oportunidad que existe para afrontar algunos de los desafíos más urgentes de nuestro tiempo, desde la crisis económica y la falta de atención sanitaria hasta el cambio climático, la violencia contra las mujeres y la escalada de los conflictos.

Un nuevo informe de ONU Mujeres pone de relieve las desigualdades y los problemas que enfrentan las mujeres e identifica brechas y oportunidades para la igualdad de género en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Las mujeres no sólo se ven más seriamente afectadas por estos problemas, sino que tienen ideas y la capacidad de liderazgo para resolverlos. La discriminación de género, que sigue obstaculizando a las mujeres, es también un obstáculo para nuestro mundo.

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), aprobados por los dirigentes mundiales en 2015, propone una hoja de ruta para lograr progreso sostenible que no deje a nadie atrás.

Lograr la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres forma parte integral de cada uno de los 17 ODS. Garantizar el respeto de los derechos de las mujeres y niñas por medio de todos estos objetivos es la única vía para obtener justicia, lograr la inclusión, conseguir economías que beneficien a todas las personas y cuidar nuestro medio ambiente, ahora y en las generaciones venideras.

ONU Mujeres presenta su informe de referencia 2018 titulado “Transformar las promesas en acción: la igualdad de género en la Agenda 2030”, donde se incluye información, historias, vídeos y publicaciones que ilustran la importancia que reviste la igualdad de género en cada uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, así como la forma en que estos influyen en la vida real de las mujeres y niñas de todo el mundo.

Este informe elaborado por ONU Mujeres formula la pregunta siguiente: ¿Hasta dónde hemos llegado a la hora de transformar este consenso sobre el desarrollo en resultados concretos para las mujeres y las niñas y qué se necesita para reducir la brecha entre la retórica y la realidad? Los nuevos análisis de datos del informe llaman la atención sobre la discriminación de género en la totalidad de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Al examinar cada uno de los objetivos se pone de manifiesto que las desigualdades de género —las cuales están profundamente arraigadas y presentes en todos los países— son un problema generalizado en todas y cada una de las dimensiones del desarrollo sostenible.

 LA NECESIDAD DE ACTUAR

En el informe se identifican cuatro esferas de actuación clave:

  1. Aprovechar las sinergias entre las diferentes políticas: las exigencias de la implementación son enormes; hay 17 objetivos y la igualdad de género es importante para el cumplimiento de cada uno de ellos. Para aprovechar esas sinergias, es crucial adoptar enfoques de implementación integrales;
  2. Mejorar los datos, las estadísticas y los análisis de género para llevar a cabo un seguimiento eficaz de los avances de las mujeres y las niñas en todos los objetivos y sus metas;
  3. Priorizar las inversiones, las políticas y los programas sensibles al género para alinear las acciones con los principios, valores y aspiraciones de la Agenda 2030;
  4. Fortalecer la rendición de cuentas mediante procesos e instituciones sensibles al género para garantizar un enfoque integral en la implementación, seguimiento y análisis de la Agenda 2030, otorgando un lugar central a la igualdad de género.

Descargar Hacer las promesas realidad_Igualdad de genero en Agenda 2030 _Onu Mujeres

El mensaje del Secretario General de Naciones Unidas

EN conmemoración del Día Internacional de la Mujer António Guterres, secretario general de ONU ha emitido un mensaje en el que expresa que “conseguir la igualdad de género y empoderar a las mujeres y las niñas son tareas pendientes de nuestra época y constituyen el mayor desafío en materia de derechos humanos del mundo”.

El secretario general de Naciones Unidas nos recuerda que “más de mil millones de mujeres en todo el mundo carecen de protección jurídica frente a la violencia sexual en el hogar. La desigualdad salarial por razón de género en el mundo es del 23% y alcanza el 40% en las zonas rurales, y el trabajo no remunerado que realizan muchas mujeres pasa desapercibido. La representación media de la mujer en los parlamentos nacionales sigue siendo inferior a una cuarta parte y en los consejos de administración es aún menor”.

Además, subraya que “el empoderamiento de la mujer es un tema central de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Si avanzamos en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, avanzaremos también en la causa de todas las mujeres de todo el mundo.

Guterres afirma también que “ha quedado de sobra demostrado que invertir en las mujeres es la forma más eficaz de que las comunidades, las empresas e incluso los países prosperen. La participación de la mujer hace que los acuerdos de paz sean más sólidos, que las sociedades sean más resilientes y que las economías sean más pujantes”.

 

Fuentes: ONU Mujeres, www.un.org, www.moverse.org