La identidad verbal: cómo debe hablar tu marca

La identidad verbal es, al igual que la identidad visual, una parte fundamental de la esencia de una marca y todas deberían tener definida la suya. Sin embargo, esta parte del binomio siempre queda un poco en el olvido trayendo como consecuencia importantes dificultades a la hora de relacionar y conectar a la empresa con su target.

Cuando hablamos de la construcción de una marca, no sólo nos referimos a su expresión visual sino también a su expresión verbal, acorde a la propuesta de valor y a la personalidad de la marca. De ahí, su capacidad para comunicar las ventajas competitivas y la razón de ser de la empresa sin caer en la simple y mera exposición de productos que tanto rechazo causa en el nuevo consumidor.

Una marca poderosa, sin lugar a duda ha trabajado en elaborar una estrategia comunicacional que le permita transmitir sus mensajes de una forma propia y capaz de conseguir una conexión emocional con su público.

No obstante, todo plan de negocio debería incluir  un manual de identidad verbal de la marca basado en los siguientes tres principios.

La Cultura: Es el modo de ser y hacer de una empresa ante la sociedad, es decir, las formas de percibir y valorar los acontecimientos a los que la marca se enfrenta en el desarrollo de sus actividades, y partir de los cuales define su propios valores, creencias, visiones, misiones y comportamientos.

El Comportamiento: Tiene que ver con la identidad organizativa de la empresa. Está determinada por la personalidad de sus directivos, su sistema de planificación y en especial por el tipo de relaciones que tiene o quiere construir con su comunidad.

La Comunicación: Una vez identificados los medios óptimos para transmitir el mensaje, el objetivo pasa por aprovecharlos al máximo para formar una solución integrada que funcione para los requerimientos de comunicación de la audiencia. Esto es, hablarles de una manera en que ellos puedan identificarse con la marca.

En resumen, el modo en que una marca se expresa está directamente ligado a su personalidad, a sus valores y a su actitud frente al entorno. Colocando como elemento clave a la coherencia entre el trinomio: cultura, comportamiento y comunicación.

La identidad verbal: cómo debe hablar tu marca

Redacción Casandra Ortega
Designed by Freepik

BANNER ENAPRO