La importancia de los microcomportamientos en los negocios

El comportamiento de las personas es, sin dudas, un factor fundamental en el mundo de los negocios. Sin embargo, no son muchas las empresas que conocen la importancia de los microcomportamientos en la construcción de relaciones personales y laborales exitosas.

Llegar tarde a una reunión, un correo sin respuesta, un comentario inapropiado, un enojo exagerado, son algunos ejemplos de microcomportamientos en el ámbito de los negocios. Estos pequeños comportamientos suelen durar segundos y son ignorados tanto por quien los manifiesta cómo por quien, eventualmente, podría llegar a observarlos, ya que al ser considerados poco relevantes escapan a la atención de las personas involucradas.

No obstante, la idea de que los microcomportamientos, no representan ningún valor para las empresas ha cambiado, pues se ha demostrado que, en la mayoría de los casos, los microcomportamientos predicen conductas y actitudes futuras de mayor envergadura. Particularidad que resulta de suma utilidad para las organizaciones que deseen alcanzar mejores vínculos laborales.

Además, los microcomportamientos constituyen un factor relacionado a las competencias y aptitudes de las personas, por lo que tenerlos en cuenta podría advertirnos sobre la personalidad y futuro desempeño de las personas.  Una razón más para considerar a los microcomportamientos como un elemento vital en las relaciones de las empresas con sus clientes internos y externos, con sus colaboradores, socios, proveedores y demás variantes dentro y fuera de la organización.

El desafío ahora radica en que las compañías aprendan a observar además de los comportamientos, los microcomportamientos.

Este proceso consiste en aprender a desarrollar una observación objetiva de los hechos, despojada de creencias y percepciones, hasta que se convierta en una acción absolutamente automática e inconsciente, el cual puede resumirse en tres simples pasos.

  • Basarse en un hecho real del pasado dentro del periodo evaluado.
  • Relacionar el comportamiento observado con las competencias a las cuales pertenece
  • Relacionar el comportamiento con el grado de nivel de la competencia.

En relación a los microcomportamientos, es posible encontrar muchos ejemplos de estos en la vida cotidiana, como ser: olvidarse la billetera en el momento que hay que pagar, o gastar más allá de lo que permiten los ingresos, entre otros. De modo que la importancia de saber reconocerlos y evaluarlos no es única del ámbito empresarial, sino que también es indispensable para las relaciones que se construyen por fuera de los negocios.

La importancia de los microcomportamientos en los negocios

Redacción: Casandra Ortega

Fuente: www.negociosymanagement.com.ar

Imagen: Designed by Jcomp / Freepik

HI Techie tv Rafaela