La publicidad ¿gasto o inversión?

Está comprobado que las estrategias publicitarias funcionan y generan múltiples beneficios a la marca. Pero entonces, ¿Por qué algunas empresas consideran a la publicidad como un gasto y no como una inversión?

La respuesta es sencilla. No importa la cantidad, la publicidad es siempre una inversión que se convierte en gasto cuando se desconoce su resultado, y que ocurre cuando se hacen acciones descoordinadas, aisladas y sin una buena estrategia.

Entonces para que la publicidad sea considerada una inversión y no un gasto la empresa debe, ante todo, estar bien organizada. Pues el beneficio de una empresa depende de muchos otros factores, no solo de la publicidad.

Con una correcta planificación y gestión de empresa, lo próximo a tener en cuenta, para que la inversión en publicidad pueda tener un retorno positivo, son los objetivos, a modo de poder comprobar los efectos de la publicidad.

Este punto llega a ser de crucial importancia debido a que el mensaje que se utilice durante la campaña, los medios que se empleen, el presupuesto que se le destine y la evaluación que se realice, girarán en torno a los objetivos que han sido previamente fijados.

Sobre esto, cabe aclarar, que la publicidad no solo produce beneficios cuantitativos. Es decir, supongamos que asistimos a una fiesta en la que no conocemos a nadie, y de repente caminando entre la gente, un rostro nos parece familiar, ¿con quién crees que pasemos nuestro tiempo el resto de la fiesta?

Un posicionamiento positivo en la mente del consumidor, la confianza y la credibilidad del mercado, estar presente con ofertas y promociones en el momento de compra de los consumidores. Todos ellos son beneficios de la publicidad, que no pueden traducirse a números en el corto plazo, pero que sin dudas, con una buena estrategia, lograran el retorno de la inversión para hacer crecer cualquier negocio.

La publicidad ¿gasto o inversión?

Redacción: Casandra Ortega

Designed by Freepik

BANNER ENAPRO