Los desafíos de los nuevos tiempos

BANNER BUEN APETIT

Todas las empresas se enfrentan ante desafíos en los procesos de innovación así como en el funcionamiento de los equipos de trabajo. Nuevas necesidades por parte de los usuarios, cambios en los negocios y empleados emponderados son algunas de las tendencias mundiales.

Sandra Felsenstein, Directora de DINKA, reflexiona sobre los cambios que se avecinan para todas las empresas o emprendedores. Estar atento a las tendencias otorga la posibilidad de adelantarse a nuestros competidores. La adaptación a los cambios que se dan en el mercado también brinda la posibilidad de ofrecer condiciones laborales que favorezcan el crecimiento de la empresa tanto como el de los colaboradores.

En la actualidad se tiende a no hablar de “empleado” sino que se utiliza el término de “colaborador”. Para lograr empresas más innovadoras, mayor satisfacción de los colaboradores y como consecuencia mejores resultados, se busca conseguir empoderamiento en los empleados. De hecho, los trabajadores no valoran la remuneración en dinero exclusivamente, sino que otorgan enorme importancia a la satisfacción de pertenecer a un equipo de trabajo dentro del cual poder desempeñarse en forma libre y flexible, con una misión clara, en un ámbito que permita expresarse y ser escuchado y una clara perspectiva de futuro dentro de la organización.

Todo equipo de trabajo, se trate de una empresa que comercializa productos o servicios, requiere objetivos muy claros y conocidos en profundidad por todos sus integrantes. Por eso resulta fundamental una excelente comunicación interna en cuanto a los objetivos a cumplir y las estrategias a utilizar. Para mantener un equipo motivado, también es importante participarlo de los avances y logros que se van alcanzando, tanto en forma individual como del grupo en su acción conjunta. Esto permite alejarnos, en mayor o menor medida de los antiguos procesos de control “por tareas” para pasar al control “por objetivos”, lo que genera empowerment hacia la empresa u organización, logrando mayor compromiso y mejores resultados.

Si bien el trabajo en equipo requiere un liderazgo claramente presente que guíe su funcionamiento, también resulta de suma importancia que los integrantes individualmente tengan su espacio para expresar sus ideas y sugerencias personales y realizar sus aportes al proyecto general. Este es el cambio de paradigma del “jefe tradicional” al “líder actual”. De esta manera se mantendrá un equipo comprometido y permanentemente motivado.

Estos conceptos son los que ocupan gran parte de la agenda de actualidad, no solamente de los grandes empresarios, sino también constituye tendencia generalizada en pymes, empresas familiares e inclusive en emprendimientos y startups, con la clara convicción de que estos procesos de profesionalización pueden aumentar notablemente los resultados alcanzados.

Los desafíos de los nuevos tiempos


Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

COACHING EN ARGENTINA