Los superhéroes siguen entre nosotros

Un universo paralelo, lleno de héroes, esta rondándonos en todo momento. Los podemos encontrar en equipo, solitarios, imperfectos, tal vez demasiado humanos.  Pero siempre tendremos a alguno de ellos como modelo, y al mirarnos al espejo, podemos fantasear con parangonarlo.  Este es el universo que Stan Lee (NYC, 1922-2018) creo durante su fantástica vida.

Desde llenar los tinteros para los dibujantes siendo adolescente en la revista Timely Comics, (que se transformaria en Marvel Comics), hasta que comenzó a colaborar en las tiras, fue imaginando cada uno de sus héroes.  Sorprendentes, mezclados entre nosotros, preocupados por las pequeñas cosas que nos complican la vida y con nombres en los que se repite la letra inicial.  Cómo imaginar que los Fantastic Four fueron casi una rebelión a su aburrimiento? Con sus elementos fantasticos y hasta metafísicos, fueron el ingrediente que faltaba en los turbulentos años ’60.

Pero los superhéroes nunca se detienen.

Ni sus creadores.  Stan Lee fue un ejemplo de cooperativismo junto a sus guionistas, dibujantes, coloristas y el resto del equipo. Marvel creció de su pluma hasta que, buenos y malos, las creaciones saltaban de las páginas de los comics hasta la TV y mas adelante al cine.  Son famosos sus cameos en la pantalla grande, en donde apareció en casi todas las películas, ya que tambien se convirtió en productor ejecutivo, seguramente para vigilar a sus creaciones.

Mas allá de las guerra legales, terrenales, que tuvo que sortear, cuidó que sus superhéroes realmente estuvieran entre nosotros.  Creo la Fundación Stan Lee en 2010 para ayudar a la alfabetización, la educación y las artes, y donó tambien parte de sus efectos personales a la Universidad de Wyoming.

quien hablo de jubilarse?

No solo vamos a crear superhéroes para estos pagos.  La manga, con todas sus nuevas posiblidades, le abrió otros caminos de expresión, repensando a sus creaciones tradicionales. Asociarse con otros campos le abrió incluso el camino de la novela digital, con el libro “Dios Despertó”, el que ganara el premio de Publisher Book Award en 2016,

Pero al fallecer su propia superheroína, Stan comenzó a declinar.  Y como sucede muchas veces en los equipos de la vida, cuando quien fuera su apoyo y aliento ya no estuvo, enfermó…hasta que en poco mas de un año decidió dejarnos con su universo, para irse a reunir con su mas brillante y perfecta estrella.

Los superhéroes siguen entre nosotros

Redacción: Miriam Arminda

Soluciones para tu empresa y negocios