Un mundo con menos residuos

Energía, vivienda, agua y aire limpios: esto es lo que promete la nueva planta de tratamiento de residuos en Addis Ababba, Etiopía. De la imaginación a la concreción para lograr un mundo mejor.

Una realidad que se replica en el mundo

Los basurales a cielo abierto son una constante en todo el planeta, comienzan cerca de las pequeñas ciudades, y al crecer ésta, tambien crecen los ellos. Addis Ababba (Etiopía) es una ciudad con 3.3 millones de habitantes que alimenta un enorme basural de casi 36 canchas de futbol de extensión, con todos los problemas sociales y ecológicos que representa. Hace poco, el horror de saber que un desprendimiento de tierra mató 114 personas, hizo que se empezaran a buscar otras medidas.

Una pequeña ayudita de mis amigos

La asociación del gobierno de Etiopía con un conjunto de empresas internacionales, Cambridge Industries Limited, de Singapur, China National Electric Engineering y Ramboll, empresa de ingeniería danesa ha hecho que se concrete una planta de tratamiento de residuos que procesa diariamente 1400 ton. de basura, (un 80% del total). Un planta que cumple con lo reglamentado en la UE al respecto de emisiones limpias, y que tiene una serie de prestaciones que no solo aportan al tema ecológico.

Impacto social

La ingeniería empleada en esta planta procesadora de basura no se limita a la quemazón, sino que brinda beneficios anexos. El calor resultante genera vapor que mueve turbinas para enviar electricidad al 30% de los hogares de la ciudad. Se obtiene el raro tesoro del agua potable. Y por si fuera poco, las cenizas se utilizan para la fabricación de ladrillos. Todo esto no se hace solo: también se abrieron cientos de puestos de trabajo, con lo que estamos presumiendo una mejora del nivel de vida para personas que, tal vez, su unico destino era el de escarbar la basura.

El futuro

Se ve cada vez mejor. Si se empiezan a replicar plantas procesadoras de este estilo, tal vez mejorando algunos detalles, seguramente el planeta Tierra puede tener mejores perspectivas en cuanto a la polución que día a día va ganando terreno. Tal vez se alzarán voces pidiendo algunas otras alternativas, pero por algo se empieza. Y sería bueno que también comencemos por casa.

Un mundo con menos residuos

Soluciones para tu empresa y negocios