5 claves de la Comunicación Responsable

comunicacion empresarial

Comunicación Responsable – Con el auge de las tecnologías de la información la comunicación cobró nuevos sentidos, no solo por el desarrollo de los canales y sus modos de uso, sino también, y fundamentalmente, por los contenidos y sus propósitos inherentes.

Nadie puede negar que el acto de comunicación tiene efectos sobre los cuales hay responsabilidades que asumir y que esta responsabilidad está ligada al poder de influencia que se ejerce sobre las audiencias, la cual aumenta a medida que siguen avanzando los entornos virtuales y globalizados en los que vivimos.

Por eso, hablar de comunicación responsable implica ser conscientes de múltiples factores que intervienen en ese proceso para anticipar y prever posibles riesgos pero también para potenciar efectos positivos en los destinatarios de esos mensajes.

En el ámbito corporativo-institucional, la comunicación responsable permite traducir los fundamentos de la estrategia de sostenibilidad (también llamada de RSE responsabilidad social empresarial o corporativa) reflejando los compromisos e impactos de sus operaciones sobre el medioambiente, sus comunidades y la economía.

La comunicaciòn con esta mirada consciente se sustenta en valores, los refuerza y los contagia a sus destinatarios y también abre canales de diálogo transparentes con sus públicos, nutriéndose de estas interacciones al identificar los temas que les interesan para darles respuestas efectivas. Con este enfoque, hay ciertas características que potencian una comunicación responsable y las siguientes 5 claves pueden ser una guía para abordarla:

Fidelidad:

implica brindar información fidedigna, sin artilugios del lenguaje que provoquen confusión y/o dobles interpretaciones. Se trata de comunicar los hechos de manera transparente.

Confiabilidad:

permite que los/as destinatarios/as puedan corroborar la información con otras fuentes (ej certificaciones) reforzando así la confianza en la marca (producto o servicio) y la organización. Apunta a la trazabilidad de la información: la posibilidad de chequear que lo que se dice es veraz.

Coherencia:

la comunicación se condice con los valores de la organización y promueve el equilibrio entre lo que se dice que se hace y lo que verdaderamente se hace.

Empatía:

mira desde la perspectiva del público destinatario, se conecta con sus necesidades y preocupaciones y entabla así vínculos sólidos con una comunicación más humana. Potencia conversaciones fructíferas

Compromiso:

tiene propósitos sustentados en valores. Cumple un rol activo en causas sociales como las demandas del desarrollo sostenible.

Promover una comunicación responsable es una tarea continua que implica revisar y analizar de manera permanente contenidos y formas en que se desarrollan las acciones de comunicación teniendo en cuenta los impactos que generan. En este camino cada organización podrá implementar las acciones necesarias para que este tipo de comunicación sea parte de su cultura.

5 claves de la Comunicación Responsable

Por María Carolina Quiróz

Asesora en Comunicación y Sostenibilidad

www.mariacarolinaquiroz.com

difuni negocios