¿Cuál es mi imagen de comunicación?

mujeres y hombre de negocios

Claves para la imagen de comunicación. Es importante saber el para qué comunicamos. Existen varios factores que determinan la necesidad de comunicar una marca, un producto o un servicio.

Está claro que comunicamos para ofrecer lo que vendemos y producimos. Esto es el factor principal que determinan nuestro negocio y a lo que llamamos Venta Directa. Por otro lado, comunicamos con el objetivo de que conozcan nuestra marca, ya sea para posicionarnos en un mercado tanto local como regional.

También, comunicamos nuestros productos y servicios para fidelizar clientes o potenciales clientes. Hoy en día, esta es una variable muy desarrollada que se utiliza, sobre todo, en las redes sociales. Esto es lo que se considera una venta indirecta, ya que nuestros clientes no compran el producto inmediatamente sino más bien que queda el registro de nuestra marca en su mente.

La importancia de fidelizar cliente con venta indirecta

En esta estrategia existe un doble valor. Por un lado, como mencionamos, ayuda a la venta indirecta y a su vez promueve la creación de comunidad de nuestros usuarios. Es necesario considerar estas acciones ya que simplifica el trabajo de retroalimentación de información, qué nos permite detectar los gustos y necesidades de nuestros consumidores.

Hay que tener en cuenta que, fidelizar clientes permite generar ventas de boca en boca qué potencia la credibilidad de nuestra marca. Está más que claro que nuestro objetivo principal, es la venta. Entonces ¿Cuál es la imagen de comunicación? Por lo general, se confunde la imagen con el logo o la gráfica de mi negocio. Estos dos factores son sólo un distintivo comercial, las cual debe ser claras y única.

La imagen de mi negocio en cuestión

Para resumirlo en una frase: “la imagen de mi negocio o marca es lo que queremos transmitir y la percepción que el otro tiene de mi producto o servicio”.

Entendemos que existe una gran variedad de clientes o usuarios, en cuanto a sus gustos y necesidades. Por lo tanto, es necesaria la retroalimentación y el permanente “dialogo virtual”, para detectar esos factores. De esta forma, podremos plantear objetivos de comunicación tanto formal como desestructurados.

Es importante es importante descifrar, la emoción que trasmite mi marca a los usuario o cliente y el valor agregado que ellos perciben.

Posicionamiento de la imagen de marca

Además de la calidad del producto y la rapidez con la que se concreta la venta, también existe la variable de posventa que ayuda a cerrar el ciclo de fidelización del cliente. Estos factores, realmente determinan la clase de imagen que deseo comunicar en cuanto a seriedad, rapidez, integridad del producto y servicio y, por sobre todo como dijimos anteriormente, el valor que percibe mi cliente.

Este factor se determina a través del feedback permanente con mis usuarios y clientes. Por lo tanto, es necesario no aislarse y generar una sinergia con mi público, que permitir una clara y amplia campaña de comunicación estratégica, en base a los cambios sociales permanentes.

Detectar los cambios sociales en la forma en como nos comunicamos, es la clave para poder innovar

¿Cuál es mi imagen de comunicación?

Redacción: Matías Carrillo

Cranearte.com – Consultora de estrategias de comunicación

Foto de Personas creado por senivpetro – www.freepik.es

difuni negocios