Family Office, un instrumento para la consolidación y la continuidad de la familia empresaria

empresa familiar
Soluciones para tu empresa y negocios

Consolidación y continuidad familia empresaria. Aunque aún están en una fase incipiente, los family offices están demostrando su utilidad para responder organizadamente al mayor nivel de actividades de la familia empresaria.

Esto, sin duda aporta más gestión de riesgos, más proactividad en la familia para mantener el nivel deseado de riqueza social, emocional y financiera. 

Caso de una familia empresaria

Estábamos culminando una reunión en una empresa familiar longeva, con historia y varias generaciones conviviendo. En ese momento uno de sus miembros expresó: “Esto tiene más que ver con actitud y propósito que con presupuestos y recursos”

Se hizo un silencio reflexivo. Luego, de a uno, los participantes en la reunión fueron asintiendo, lo que implicó un cambio vertiginoso en el modo como lo venían analizando hasta entonces.

En su deseo de superarse, seguir adelante y afrontar sus dificultades, las familias empresarias me enseñaron a prestar atención en el nivel de la familia y no exclusivamente en el nivel de la racionalidad empresarial. Es clave entender cuál es la filosofía de vida dominante, cómo orientan su emprender familiar empresarial hacia el futuro, qué riqueza familiar acumulan en patrimonio humano, intelectual, social y financiero. Es esto lo que nos permite ayudarlos a ordenarse a través de un proceso de consultoría.

Ser parte de una familia empresaria requiere inversión constante en sus accionistas y familiares, porque así pueden garantizar la continuidad para el bien común.

Esta es una gran premisa de la Empresa Familiar que basa la creación de valor transgeneracional e intrafamiliar en criar a los re-emprendedores del mañana, a las personas que serán motores del emprendimiento empresarial y del crecimiento a lo largo del tiempo.

Para las empresas familiares en primera, segunda y sucesivas generaciones, debe tener claridad del conjunto de actitudes, valores, y creencias. Estos puntos que orientan al grupo hacia la consecución de actividades emprendedoras/regeneradoras de valor social y financiero genera un norte y cohesión.

Ellos buscan el éxito a través del cambio, la innovación, nuevos proyectos, nuevos mercados, internacionalización, la ampliación de actividades o compra de empresas, todo aquello que les fortalece en el propósito de éxito empresarial y bienestar familiar con visión compartida.

Esto amplia el alcance de la consultoría de empresa familiar al nivel de gestión familiar.

Es una evolución que legitima pasar de la gestión del core-business de la empresa familiar a una gestión familiar de su cartera de negocios y oportunidades. Las actitudes y mentalidades de la familia que ejerce el control tiene influencia sobre la actividad emprendedora poseedora de un patrimonio compartido).

Incluso las empresas familiares pequeñas o medianas comprometidas en clarificar estrategias de su empresa principal, comienzan a considerar otras actividades empresariales en las que involucrar a la familia y aceptan de muy buen modo operar con un Family Office.

Un Family Office es un centro organizativo, administrativo, de servicios e inversiones que ofrece apoyo a la familia propietaria a través de una estructura o equipo de gestión multidisciplinario, con servicios a los miembros de la familia según lo defina el Consejo de Familia, y/o se establezca en el Protocolo Empresario Familiar.

Esta oficina es útil y beneficiosa para la familia porque cubre las necesidades de los diferentes ámbitos.

En algunas familias acompaña en decisiones de:

  • educación,
  • pasantías,
  • residencias en el exterior,
  • préstamos,
  • dividendo social (alcanza a familiares aun no accionistas),
  • capital semilla para nuevos negocios.

También significa dar un lugar a la gestión de las relaciones de los miembros de la familia empresaria, donde pueden acudir con sus inquietudes. También ahí es donde la prioridad está en ordenar las necesidades mediante prestación de servicios, minimizar los riesgos de ser familia empresaria. Sumado a esto, ofrece potenciar las fortalezas en la preparación de sus miembros, fundamentalmente de las siguientes generaciones. A su vez, ayuda a preservar la riqueza a través del conocimiento y una filosofía de vida. La inversión constante en capital humano, intelectual, social y financiero es la que influye en el poder regenerativo y el desempeño futuro de la empresa familiar:

consolidación y continuidad familia empresaria

Por esta razón, invito a hacernos estas preguntas acerca de la gestión familiar

  • ¿Es una habilidad adquirida el adaptarse, innovar y crecer continuamente?
  • ¿Cómo calificaría el nivel actual de emprendimiento?
  • ¿Está invirtiendo en investigación y desarrollo?
  • ¿Está buscando oportunidades, nuevos flujos de ingresos?
  • ¿Qué impacto tienen los miembros de la familia de la próxima generación en la creación de valor en sus diferentes ámbitos?
  • ¿Están motivados para contribuir?
  • ¿Se les da la oportunidad de tomar riesgos y asumirlos por sí mismos?
  • ¿Las generaciones más jóvenes están desarrollando los conocimientos digitales?
  • ¿Ha reconocido esa capacidad y la está aprovechando activamente para ayudar a impulsar las innovaciones tecnológicas?
  • ¿Cómo calificaría el nivel de la riqueza socioemocional de la familia (el valor emocional que se deriva de poseer y administrar la empresa y mantener el control y la influencia de la familia)?
  • ¿Los miembros de la familia están bien conectados con el negocio o los negocios qué tienen en la familia?
  • ¿Hay mecanismos a través de los cuales se los mantiene involucrados en el/los negocio/s, a través de roles o actividades formales o informales como eventos familiares?
  • ¿Los miembros de su familia están creciendo en un clima de liderazgo familiar en el cual se imparta el propósito, los valores y eduque a cada generación sucesiva en el conjunto de actitudes necesarias para mantener el negocio revitalizado?
  • ¿Existe una identificación y apego emocional con el legado de la familia empresaria y se fomenta su valor como activo familiar?
  • ¿Están surgiendo nuevas capacidades de liderazgo entre los Millennials y un número cada vez mayor de miembros femeninos de la familia?
  • ¿Se están tomando medidas para prepararlos para futuros roles de liderazgo?
  • ¿Es el valor de una mayor diversidad un factor en las perspectivas a largo plazo de su empresa?

Un buen punto de partida es comenzar a mejorar la mentalidad empresaria ayudando a familiares a adquirir habilidades y capacidades para anticiparse a circunstancias futuras. Las habilidades tales como desarrollar soluciones creativas, evaluar proyectos e ideas, todas las cuales son fundamentales para el éxito patrimonial, el bienestar familiar y el desarrollo sano de sus miembros en un mundo cada vez más complejo.

Family Office, un instrumento para la consolidación y la continuidad de la familia empresaria

Director Leonardo J. Glikin

Es abogado, consultor en Planificación Patrimonial y Sucesoria en empresa y familia y conferencista internacional. Dirige CAPS Consultores.