Las amenazas que el mundo debe enfrentar según el Informe Global de Riesgos 2020

empresas contaminando mundo
difuni negocios

Un informe anual publicado por el Foro Económico Mundial, alerta sobre el riesgo mundial que enfrentaremos en el año 2020, en materia ambienta, social y climático.

El Foro Económico Mundial está haciendo sonar las alarmas sobre el cambio climático. El Informe de Riesgos Mundiales (documento en inglés), muestra que los riesgos ambientales están por primera vez entre las cinco principales preocupaciones a largo plazo, dominando ahora el temor de un colapso climático.

El informe menciona el fracaso en la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. La adaptación al cambio climático, junto con la pérdida de biodiversidad, son la principal preocupación de líderes empresariales, ONG y participantes en el Foro. El cambio climático es el riesgo mundial número uno por su impacto y el número dos por su probabilidad en los próximos 10 años.

En una introducción al informe, Børge Brende, Presidente del Foro Económico Mundial, dijo:

“Respecto al medio ambiente, observamos con gran preocupación las consecuencias de la continua degradación ambiental, incluida la disminución de las especies en tiempo récord. Pero, a pesar de la necesidad de la acción climática, la ONU ha advertido que los países se han desviado del rumbo cuando se trata de cumplir con sus compromisos en el marco del Acuerdo de París sobre el cambio climático”.

El estudio, que fue presentado en el Reino Unido previo a la Cumbre anual del FEM en Davos, contiene una encuesta realizada a 750 expertos sobre su percepción de las principales amenazas al planeta. Por primera vez, los cinco riesgos predominantes, de un total de diez, están relaciones con el cambio climático. Por ello se insta a los gobiernos y organizaciones a que aborden el impacto de amenazas específicas. Ademas, que se preparen también para contener las posibles consecuencias.

Estos son: clima extremo que cause daños a la propiedad y a las personas; falta de preparación de los Gobiernos para mitigar y adaptarse a estos cambios; daños al medio ambiente causados por humanos; colapso de ecosistemas y pérdida de biodiversidad y más catástrofes naturales, como terremotos o inundaciones.

Un 78,5% de los encuestados cree que, en 2020, aumentará el riesgo mundial de confrontaciones económicas; un 78,4% opina que se incrementará la polarización política en los países; un 77,1% prevé olas de calor extremas; un 76,2% ve probable la destrucción de ecosistemas y recursos naturales, mientras que el 76,1% predice ciberataques a infraestructuras.

Riesgo mundial 2020 en cifras

Informe Global de Riesgos 2020 (Foro Económico Mundial/Marsh & McLennan)

“El informe de este año destaca las principales conexiones en el panorama de riesgos. Las crecientes confrontaciones, tanto entre países como internas, así como un mayor sentido de urgencia y emergencia en torno a algunos problemas globales críticos”. Fue lo que señaló John Drzik, presidente de Marsh & McLennan Insights.

“Las graves amenazas a nuestro clima representan la suma de los principales riesgos a largo plazo del Informe de Riesgos Globales. Las ‘confrontaciones económicas’ y la ‘polarización política interna’ son reconocidos como riesgos importantes a corto plazo en 2020. El reporte advierte que la turbulencia geopolítica y el retroceso del multilateralismo amenazan la capacidad de todos para hacer frente a los riesgos globales compartidos y fundamentales”, señaló el Foro Económico.

Y advirtió: “Si no se atiende de manera urgente la reparación de las divisiones sociales y se impulsa un crecimiento económico sostenible, los líderes serán incapaces de abordar amenazas de manera sistemática, como las crisis climáticas o de biodiversidad”.

Por otro lado, el informe también señala que para los futuros esfuerzos de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, 2020 es un año crítico. Este año, se presenta la primera oportunidad para que los países revisen sus planes nacionales para abordar el cambio climático, tal y como se establece en el Acuerdo de París sobre el clima de 2015.

Y el informe señala el creciente número de gobiernos que anuncian objetivos de emisiones netas cero a largo plazo. Muestran más interés en abordar los desafíos pendientes en el desarrollo de posibles soluciones de bajo carbono.

En la publicación también se destaca el hecho de que más de 40 bancos centrales y supervisores ya están examinando cómo se pueden integrar los riesgos climáticos en sus actividades económicas y financieras.

Por ejemplo, el Banco de Inglaterra ha advertido que las corporaciones en las industrias de combustibles fósiles ya establecidas podrían quedarse en bancarrota si no entienden el riesgo de que sus modelos de negocio se vuelvan obsoletos, a medida que la inversión migra a alternativas de emisiones netas cero.

“El panorama político está polarizado, el nivel del mar está subiendo y los incendios forestales por el cambio climático están ardiendo. Los líderes mundiales deben trabajar con todos los sectores de la sociedad para restaurar y revitalizar nuestros sistemas de cooperación. No solo para obtener beneficios a corto plazo, sino para hacer frente a nuestros riesgos de fondo”, indicó Borge Brende, presidente del Foro Económico Mundial.

Según cifras del informe, la actividad humana ya ha causado la pérdida del 83% de todos los mamíferos silvestres y la mitad de las plantas. Elementos vitales para nuestros sistemas alimentarios y de salud.

La empresas deben encarar la crisis climática para sobrevivir

Drzik afirmó que las compañías de todo el mundo deben “confrontar los riesgos y aprovechar las oportunidades” de la crisis climática para ser sostenibles a largo plazo. 

El experto en riesgos, que ha contribuido al estudio, avisó que las empresas recibirán “cada vez más presión de los consumidores y los inversores para actuar”. “Las prioridades ecologistas están subiendo en la agenda política, así como el activismo verde. El coste de la transición es elevado, pero más lo será no hacer nada”.

Giger, por su parte, apostilló que “las firmas que quieran sobrevivir a largo plazo deben asumir su responsabilidad ante sus empleados y la sociedad”.

Según estos analistas, las empresas deben revisar sus modelos de negocio, hacerse resistentes ante el cambio climático, escuchar a sus inversores y adaptarse a “las nuevas preferencias” de los consumidores.

En contrapartida, contarán con nuevas oportunidades, como mercados energéticos o alimentarios en expansión o productos financieros y de seguros que puedan satisfacer las nuevas necesidades.

Fuentes: https://unfccc.int/ | infobae.com 

Redacción: MoveRSE.org

Compartir