Revolución en los negocios de triple Impacto utilizando Big Data

cambios sociales crisis energetica

Para revertir las problemáticas sociales y medioambientales, es necesaria la proliferación de proyectos de triple impacto. El Big Data y la tecnología, no están exentos en facilitar los recursos necesarios para afrontar los cambios sociales.

Las empresas revelan cómo estas nuevas tecnologías pueden colaborar a disminuir el impacto ambiental y ayudar a alcanzar las metas de sustentabilidad.

“La creación de datos se está acelerando. El 90% de los datos en el mundo de hoy se crearon en los últimos dos años, y los datos seguirán duplicándose cada dos años”, advierte Mario Cuniberti, director de Arquitectura de Oracle.

Las organizaciones están luchando para lidiar con esa vasta cantidad de datos (Big Data), porque la tecnología disponible hasta ahora no daba abasto para hacerlo. Uno de los mayores desafíos que enfrentan las empresas en el mundo conectado de hoy, es encontrar la forma de lidiar con esta explosión. Esta información que está invadiendo los negocios, transformándola en valor y monetizándola.

Específicamente vinculado a la sustentabilidad, Cuniberti explica que, la mayor relevancia del Big Data pasa por definir qué se puede hacer con los datos disponibles y cómo analizarlos para obtener insights asertivos. Esto aplica tanto para objetivos de negocios como para cuestiones sociales o de impacto en la comunidad.

“La tecnología hoy ya está lista para ayudarnos a incorporar mayor justicia en nuestras sociedades y generar mayor valor para las personas, adaptándose tanto a los distintos niveles de maduración y necesidades de cada organización como al respeto de los derechos”, detalla el experto.

Etapas lógicas de los avances tecnológicos

“Big Data refiere a un nuevo paradigma de cómo extraer y obtener datos”, comienza explicando Francisco Lonardi, líder de Consultoría Basada en Datos para HSA de Accenture. Ampliando la información, el Big Data está compuesto por dos ejes: el gran volumen de información y la variedad de la misma. “Ya no son más datos estructurados, pueden ser imágenes, mapas, redes, y eso demanda una manera de pensar y procesarla muy diferentes”. En este contexto está trabajando Accenture.

“Los datos son fundamentales para cualquier tipo de organización, es una fuente de información para poder tomar decisiones”. Además del volumen, la complejidad reside también en la variedad de datos, proveniente de diferentes fuentes.

Luego de la medición, se ubica la segunda etapa del Big Data, la explotación de la información. Lonardi, asegura que este proceso -análisis de datos- se puede aplicar a cuál sistema, sector, tanto en aspectos sociales como ambientales. “Se puede realizar análisis, por ejemplo, de derramamiento de petróleo, eficiencia de cultivos, monitoreo de la calidad de aire, monitoreo
del impacto ambiental”.

En el caso de Accenture, están colaborando con el diseño conceptual de una plataforma que reúna información del ecosistema del reciclaje de América latina. Existen diversas partes involucradas, que apuntan a buscar un mecanismo para que se comuniquen al mismo nivel y lograr eficiencia en las decisiones. Ellos son:

  • empresas productoras de envases,
  • gobiernos nacionales impulsando leyes,
  • gobiernos municipales,
  • empleados para la recolección de residuos hasta cooperativas de recicladores

A nivel local, un sector fundamental para el país, que incorpora Big Data es la agricultura. Es el sector para el que se han desarrollado aplicaciones y sensores, donde el análisis de la información permite ser más eficientes en el uso del agua y de la energía.

Realidad y actualidad en la sustentabilidad de recursos naturales

“Con estas tecnologías aplicadas podemos planificar con mayor exactitud la cantidad de bombas que necesitamos en funcionamiento, por cuánto tiempo y en qué áreas, de acuerdo con el ciclo del cultivo. Esto supone, además, un menor consumo de combustibles fósiles y, como consecuencia, reducimos las emisiones de gases efecto invernadero”. Ejemplifica López Moriena Dir. de Sustentabilidad de Adecoagro.

Los sectores de aplicación de Big Data son muy diversos. Se encuentran ejemplos vinculados con las proyecciones de consumo de acuerdo con los índices de operación. Esto significa que, previo a iniciar un proceso productivo, se puede calcular el promedio de consumo en base a las cantidades estimadas de producción, ayudando a definir cómo avanzar en ese proyecto reduciendo al máximo su impacto.

Sobre el Big Data y los ODS, Lucas Valentino, Gte de Pfizer, afirma que el Big Data facilita el almacenamiento, procesamiento y análisis de una cantidad infinita de datos, agilizando procesos y colaborando con el desarrollo más preciso de iniciativas que pueden ayudar al
cuidado del medioambiente y la sustentabilidad a todo nivel. “El desafío reside en trabajar
colaborativamente en su correcta ejecución”, enfatiza.

Fuente: el cronista.com

Redacción: MoveRSE.org

cumbre emprendedores