Cómo agregar valor genuino al negocio desde la construcción de la simpleza

mesa equipo de trabajo

¿A que nos referimos con agregar valor genuino al negocio?. Eduardo Ergueta, Director del programa de posgrado de la UBA y disertante de en el PEM 2022 de la APMKT, cuenta su experiencia a través de las interacciones con empresarios de todo tipo de negocios.

Tanto empresas grandes, medianas, pequeñas y emprendedores, en muchas ocasiones no tiene una claridad de lo que quieren llevar a cabo en el mercado. Existen muchas cuestiones que se menosprecia y no hay conciencia del valor o el peso que tienen, en la vida de un organismo. Esto no quiere decir que la empresa no vaya a funcionar, pero es más probable que sufra muchos altibajos. Todo va a ser más complejo.

Cuando una empresa se propone claridad conceptual en cuestiones fundamentales del marketing, se pueden ver los espacios de competencia, entender el rumbo a donde ir, a tener equipos de trabajo más alineados.

El trabajo del los profesionales de marketing

Es fundamental que el equipo de marketing, baje a la realidad esas cuestiones e ideas abstractas que se plantean. La misión propuesta de la empresa, no debe ser un mandato de negocios solo para escribir algo que quede bien. Uno tiene que creer en lo que quiere su negocio. 

“Si el objetivo de crear una empresa es solamente el de ganar dinero, entonces se pierde sentido competitivo de la estrategia”. Así lo expresa Eduardo Ergueta.

La misión de la empresa es una, pero las estrategias son muchas. El norte siempre es uno, de la forma que puedo llegar son muchas. En varias ocasiones, con el plan que se trazó a comienzos del negocio, puede y debe mutar y cambiar a otro plan. Por eso se dice que las estrategias son un plan imperfecto y adaptativo a medida que vamos avanzando en nuestro negocio. Pero sin duda, el plan de trabajo debe estar formulado de la manera más concreta posible. Si no existe una claridad en lo que una empresa debe hacer, es probable que las estrategias no se alineen correctamente con su mercado.

En la primera falla de la estrategia, muchas empresas se frustran al ver que no funciona.

Muchas personas se proponen a comenzar un negocio. Pero por más que tengan una buena idea, esto no quiere decir que la tengan que llevar adelante.

En muchos casos, existe lo que Eduardo Ergueta llama “la maldición del emprendedor”. Esto es cuando el emprendedor se deja llevar solamente por la pasión, ya que funciona como un velo que te deja ver sólo lo que queres ver. Muchas cuestiones del negocio que no se logra o quiere ver, se patean para más adelante, evitando darle la importancia que necesitan desde un principio. Entonces, se comienza un negocio sin planificar estrategias que se pueden prever problemas de antemano.

En el 2019, antes de la pandemia, se realizó un estudio sobre las 20 razones por las cuales los Startups fallan. Se analizaron más de 100 empresas que cerraron, en donde se detectó que el 20% de las mismas, no tenían necesidad de mercado. Concretamente esto quiere decir que estas empresas, salieron al negocio con una idea que no solucionaban nada. Es por esto que los emprendedores, muchas veces se dejan llevar por lo que a ellos les gusta, perdiendo el foco estratégico del mercado.

La pasión y el fracaso del emprendedor existió desde siempre

Según estadísticas, un emprendedor logra su estabilidad, cuando logra superar la barrera de los 5 años. 

Hoy en día, se habla del concepto de emprendedor, desde un lugar llamativo y empoderador. Pero la verdad es, que los emprendedores existieron desde siempre.

Eduardo Ergueta hace una analogía con Fernando de Magallanes, quien emprendió un viaje allá por el año 1400, para descubrir un canal que este suponía que existía. El hecho es que Magallanes tuvo que salir a buscar financiamiento, aceptar críticas y desprecio por la corona de Portugal. El plan de Magallanes contaba con mucha imprevisibilidad como cualquier proyecto, ya que no tenía la certeza de la existencia del canal, no sabía cómo eran los mares, ni las costas a enfrentar.

Esta historia resume que, la imprevisibilidad es un factor que aparece siempre cuando uno va a emprender un proyecto. Y este, es el primer enemigo a enfrentar en el camino del emprendedurismo.

El emprendedurismo en la Actualidad

A través de la globalización y las redes sociales, se muestra una falsa idea de éxito a corto plazo. Incluso muchas veces, se muestra como conseguir el éxito asegurado con un doble clic generando mucha frustración, desaciertos y malos entendidos en los jóvenes. Esto apela a la cuestión generacional, en donde los nativos digitales crecieron con la simpleza de la tecnología. 

De todas formas, esta simpleza hace que las nuevas generaciones piensen de manera simple y buscan soluciones simples. Esto resulta ser positivo al momento de buscar soluciones para los clientes o el de resolver un solo problema determinado a los usuarios.

Cómo agregar valor genuino al negocio desde la construcción de la simpleza

Imagen de gpointstudio en Freepik