Todo lo que tenés que saber sobre los seguros de vida

medica art trabajo

Si eres el sostén económico de tu familia, seguramente más de una vez has pensado en qué pasaría con ellos si la vida te jugara una mala pasada.

Estos pensamientos hablan de una persona con proyección a futuro y previsor.

Si aún no lo has hecho, una de las respuestas puede estar en contratar seguro de vida, es decir, un respaldo económico para garantizar el bienestar de tu familia en caso de fallecimiento, de que se te manifieste una grave enfermedad o sufras alguna invalidez.

Está claro que el dinero no suplirá jamás una pérdida irreparable o los daños que pueda generar una grave enfermedad o invalidez, sin embargo, contar con un seguro de vida nos brindará la tranquilidad necesaria para poder continuar de la mejor manera posible si es que un hecho de estos se manifiesta.

¿Cómo funciona?

Al momento de contratar seguro de vida, el asegurado se compromete a pagar una póliza mensual que variará su precio de acuerdo a su edad y su historia clínica mientras que, por su parte, la aseguradora se encargará de mantener los ingresos de la familia y el entorno del asegurado en caso de fallecimiento, enfermedad o invalidez de este.

Es importante tener en cuenta que las pólizas de seguro de vida son adaptables al asegurado, pudiendo este elegir las opciones de cobertura que desea, los beneficiarios y otros beneficios propios que pueda brindar la empresa aseguradora.

saber sobre los seguros de vida

¿Cuáles son sus beneficios?

Sin duda, son muchas las ventajas que ofrece contar con el respaldo de un seguro de vida que nos respalde ante cualquier siniestro. Entre ellos, podemos mencionar:

-La tranquilidad para nosotros y nuestras familias: cierto es que este valor es intangible, aunque no por ello menos esencial y motivo principal para optar por su contratación. Como hemos mencionado, a través de la contratación de un seguro de vida no será necesario hipotecar el futuro económico de nuestra familia en caso de que algo trágico nos ocurra.

-El futuro de nuestros hijos garantizado: siguiendo con el punto anterior, lo más preocupante al proyectar los peores escenarios es qué ocurrirá con nuestros hijos. En este sentido, las aseguradoras ofrecen, no sólo el acompañamiento necesario para que los niños o adolescentes finalicen sus estudios, con apoyo escolar y docentes extracurriculares, sino también que brindan asistencia psicológica, médica y hasta nutricional en caso de ser necesario.

-Cobertura ante todo: como hemos mencionado, los seguros de vida no se accionan únicamente en caso de fallecimiento del asegurado, sino que también es posible extender la póliza para que nos brinde cobertura, a nosotros y nuestro entorno, en caso de una enfermedad grave o una discapacidad producto de algún accidente. Y, en este sentido, la aseguradora se hará cargo de la asistencia médica necesaria, los medicamentos, los tratamientos de rehabilitación y diferentes paliativos que puedan ayudar a transitar mejor esa etapa.

-Son flexibles: esto es muy importante, porque las pólizas de seguro no son paquetes cerrados a los que te tienes que adaptar. Por el contrario, es posible adaptar el seguro de acuerdo a la cobertura que deseas tener y el valor que estés dispuesto a pagar. A su vez, es posible ir reactualizando su cobertura con el paso del tiempo.

¿Cómo lo contrato?

Si ya tomaste la decisión de contratar un seguro de vida para tu tranquilidad y la de tu familia, es importante que tengas en cuenta algunas cuestiones en particular para evitar malos tragos y que tu contratación realmente valga la pena.

Como primera recomendación, tené en cuenta y chequea que la empresa o el asesor sea legal y esté reconocido por la Superintendencia de Seguros de la Nación y evitá brindar tus datos a cualquier persona que se comunique telefónicamente o no acredite su legalidad.

En segundo lugar, en lo posible, pide asesoramiento a algún conocido o alguien que ya disponga del servicio para conocer su experiencia y que te oriente sobre qué puede convenirte. Del mismo modo, es importante que leas y consultes todo lo referido a la póliza para evitar desentendidos y/o posteriores problemas.

Está claro que no hay puntos negativos para contratar un seguro de vida y, más aún, si tenemos en cuenta el valor mensual de su cuota.

Todo lo que tenés que saber sobre los seguros de vida